The Family Watch pide incluir «la perspectiva de familia» en todas las políticas públicas, como con «el impacto ambiental o de género»

The Family Watch pide incluir «la perspectiva de familia» en todas las políticas públicas, como con «el impacto ambiental o de género»

MADRID, 17 (SERVIMEDIA)

La directora general de la fundación The Family Watch, María José Olesti, pidió este miércoles en el Congreso de los Diputados incluir «la perspectiva de familia» en el diseño y evaluación de todas las políticas públicas, como sucede con «la perspectiva medioambiental o la de género».

Durante su comparecencia ante la comisión de derechos de la Infancia y la Adolescencia, Olesti defendió la elaboración de «los informes de impacto familiar» como «herramienta para evaluar la influencia en el bienestar de las familias» de todas las medidas (proyectos, leyes, reglamentos, planes…) que adopte la administración, un requisito que ya es obligatorio en cuestiones de igualdad y medioambiente.

Serían como los informes de impacto ambiental o de género, que en la actualidad deben ser incluidos en todas las iniciativas de política pública. Según apuntó, la inclusión de esta perspectiva de familia garantizaría que se estudiase el impacto que cualquier norma tiene en las familias y ayudaría a asegurar la eficacia de las políticas sociales dirigidas a ellas.

«Está en el ADN de nuestro think tank», señaló, «pero hasta que no tenga carácter vinculante, no podrá alcanzar la eficacia esperada». Olesti defendió también la puesta en marcha de un Plan de Apoyo a las familias, que «tenga en cuenta de forma especial a las más vulnerables», como pueden ser las monoparentales, con niños pequeños a cargo, numerosas o con algún miembro con discapacidad.

Asimismo, respaldó la aprobación de un Pacto de Estado por la Familia y por la Infancia, «con perspectiva demográfica», que aborde «el problema de la natalidad en España» y las «necesarias medidas de conciliación familiar» para favorecer que las mujeres tengan más hijos.

PELIGROS PARA LOS NIÑOS

Entre los principales retos a que se enfrentan niños y adolescentes, Olesti destacó «el uso abusivo de las pantallas», «los problemas relacionados con la salud mental» y «la hipersexualización, sobre todo de las niñas».

En su opinión, «las dificultades de conciliación familiar» están detrás «de muchos perfiles de niños y adolescentes vulnerables al abuso de las pantallas», ya que «si sus progenitores no llegan a casa y no pueden estar con ellos, la tecnología se convierten en la niñera», recalcó.

Olesti subrayó el gran impacto de la pandemia «en la salud mental de los más jóvenes» y resaltó «la preocupación de los padres» por la tendencia de las redes sociales y de la publicidad «a presentar a los niños (por sus comportamientos y apariencia) con más edad de la que les corresponde».

El resultado es «su hipersexualización, en especial de las niñas», afirmó, en línea con «muchos de los contenidos que consumen». Todo esto dificulta las relaciones igualitarias entre los sexos, pues «cosifica a las niñas» y «normaliza» situaciones de abuso, y reclamó «un compromiso» a la industria para evitarlo.

Otras Noticias Relacionadas