La familia de un ciclista atropellado reúne 85.000 firmas para endurecer las penas por conducir borracho o drogado

La familia de un ciclista atropellado reúne 85.000 firmas para endurecer las penas por conducir borracho o drogado

– «El conductor ha pasado en la cárcel la ridícula pena de un mes», afirma el hermano de la víctima

MADRID, 26 (SERVIMEDIA)

La familia de Pablo Jesús Martín Vázquez, ciclista que murió atropellado el pasado 22 de marzo en Badajoz, ha recogido más de 85.000 firmas en un mes a través de ‘Change.org’ para que se endurezcan las penas por homicidio cuando los conductores que provocan siniestros dan positivo por alcohol y/o drogas.

«Mi hermano Pablo tenía 43 años y dos hijos. Ha muerto tras ser atropellado por un conductor que había consumido drogas y alcohol y que ha pasado en la cárcel la ridícula pena de un mes», indica Ismael Martín Vázquez en la recogida de firmas (‘change.org/JusticiaParaPabloJesus’), antes de añadir: «Sus hijos y su familia no vamos a volver a verle, nunca más. Sin embargo, el conductor y culpable ya está libre. 30 días después».

La familia de Pablo Jesús solicita modificar el Código Penal «para endurecer las penas de los homicidios producidos por conductores como consecuencia de su consumo de drogas y/o alcohol». «Y que las penas de estos delincuentes se apliquen de forma íntegra», añade.

El conductor que atropelló a su hermano, lamenta Ismael, «no se quedó a socorrer a las víctimas, que todavía estaban vivas, sino que se marchó de allí arrastrando de su coche la bici de mi hermano». «Después dio positivo en el control de drogas y alcohol». El impulsor de la petición explica que su hermano falleció dos días después «por las fatales heridas causadas por el brutal impacto», recalca.

«Con 43 años, ha dejado viuda a su mujer y huérfanos a una niña de 14 años y a un niño de 9. El conductor, quien se puso al volante habiendo consumido drogas y alcohol, ha pasado un mes en la cárcel y salió en libertad el mismo día en que se cumplía un mes del fallecimiento de Pablo. No es justo que una muerte como la de mi hermano resulte tan absurdamente barata a quien la provocó. Ni que esto haya pasado con cientos de víctimas y sigamos igual», señala.

Quizás también te interese:  El 90% de españoles ha "modificado" sus hábitos alimentarios y más de la mitad ha "acortado" la duración de sus duchas por la inflación

De hecho, su campaña a favor de modificar el Código Penal se une al movimiento creado anteriormente por los familiares de otras víctimas como María José Jiménez, creadora de ‘change.org/JusticiaParaIvan’ y madre de un chico de 15 años que perdió la vida en Madrid tras un atropello; la familia de Paula Fornés, que también falleció a sus 15 años a causa de un atropello en Mallorca (‘change.org/JusticiaParaPaula’), o la de Leire, una niña de 5 años que murió en julio del 2021 víctima de un atropello por parte de un conductor que «casi cuadruplicaba la tasa de alcohol permitida para conducir vehículo a motor» (‘change.org/JusticiaParaLeire’).

En todos esos casos, los conductores dieron positivo en los controles de drogas y/o alcohol y los familiares iniciaron recogidas de firmas a favor de un cambio en el Código Penal para endurecer las penas para los homicidios en carretera tras dar positivo. En septiembre de 2018 entregaron sus firmas conjuntamente ante el Congreso de los Diputados y algunos de los familiares, ante los nuevos casos y la ausencia de cambios, planean volver al Congreso próximamente para entregarlas de nuevo.

«Esta vez la mala suerte le tocó a él pero si no ponemos medidas urgentemente volverá a suceder, y mañana las víctimas podemos ser cualquiera de nosotros o de nuestros familiares. Sí estamos a tiempo de evitar más tragedias y sufrimiento», concluye Ismael Martín en el texto de su petición.

Otras Noticias Relacionadas