Unicef, la AECC, Justicia Alimentaria y la Gasol Foundation urgen a la regulación de la publicidad de alimentos y bebidas dirigida a niños

Unicef, la AECC, Justicia Alimentaria y la Gasol Foundation urgen a la regulación de la publicidad de alimentos y bebidas dirigida a niños

MADRID, 21 (SERVIMEDIA)

Unicef España, la Asociación Española Contra el Cáncer, Justicia Alimentaria y la Gasol Foundation urgieron este jueves a la regulación de la publicidad de alimentos y bebidas dirigida al público infantil, que ya prepara el Ministerio de Consumo y que, según su titular, Alberto Garzón, situará a España «en la vanguardia» europea en la restricción de la publicidad de alimentos y bebidas no saludables dirigida a menores de 16 años.

Así lo reclamaron dichas organizaciones en un comunicado en el que estimaron que el futuro decreto «puede suponer un antes y un después en la vida de los niños españoles» y ayudar a la «transformación» del actual «entorno obesogénico» al tiempo que contribuye a combatir la «pandemia de la obesidad infantil», teniendo en cuenta que casi un 41% de niños de seis a nueve años en España tiene exceso de peso según Consumo.

Tras puntualizar que se han unido para «seguir insistiendo» en la «necesidad» de adoptar medidas dirigidas a «afrontar el gran riesgo para la salud, la sostenibilidad y el desarrollo» que, a su juicio, supone el exceso de peso en niños y adolescentes, señalaron que el actual es un «momento clave» de cara a la aprobación del futuro Real Decreto sobre regulación de la publicidad de alimentos y bebidas dirigida al público infantil, que, recordaron, regulará la publicidad de alimentos y bebidas con alto contenido en sodio, azúcares, grasas y ácidos grasos saturados dirigida a menores de edad.

«Este es un momento clave, en el que se decide si se cumple con la protección de los niños y niñas que establece la Convención sobre los Derechos del Niño, firmada y ratificada por España en el año 1990», sentenciaron, para denunciar que el Código PAOS de autorregulación de la industria alimentaria, vigente desde 2005, se ha mostrado «ineficaz» a la hora de evitar la publicidad y el marketing de productos alimenticios y bebidas no saludables hacia los niños, algo en lo que también coincide Consumo.

OPORTUNIDAD CLAVE

Así, consideraron que la futura regulación española «brinda una oportunidad clave» para que el país «lidere la promoción de los derechos de los niños y adolescentes, en línea con el Plan Estratégico Nacional para la Reducción de la Obesidad Infantil», presentado en junio y que recoge más de 200 propuestas para reducir el exceso de peso de los niños y adolescentes en un 25% en los próximos ocho años.

En este contexto, el presidente de la Gasol Foundation, embajador de Unicef España y Defensor Mundial para la Nutrición y el fin de la Obesidad Infantil de Unicef, Pau Gasol, incidió en que este tipo de publicidad de alimentos y bebidas no saludables «afecta especialmente a los niños y niñas, que son más vulnerables, a nivel cognitivo, ante este tipo de estímulos». «Los anuncios buscan vincular emocionalmente a los menores, por eso creemos que España debe ser pionera protegiendo los derechos de la infancia con esta regulación», apostilló.

Por su parte, la directora ejecutiva de la Gasol Foundation Europa, Cristina Ribes, denunció, entre las «limitaciones» del decreto, la «falta de un sistema de evaluación específico sobre la efectividad de las medidas adoptadas». «Creemos que es necesario que la regulación considere una evaluación externa por parte de un organismo neutral, así como posibles sanciones, para que la reducción de la publicidad que llega a los niños sea efectiva», abundó.

En la misma línea, el director ejecutivo de Unicef España, José María Vera, urgió a regular y legislar en este ámbito para «reducir la demanda» de alimentos «insanos», generar incentivos y «eliminar desincentivos para la producción y distribución de alimentos más sanos», además de regular y «limitar» la publicidad de productos con exceso de azúcar y comidas «poco saludables» dirigidos a niños y adolescentes, convencido de que dichas acciones deben incluir a todos los menores de 18 años.

En este punto, la directora de Incidencia Política y Social de la Asociación Española Contra el Cáncer, Ana Fernández, hizo hincapié en la vinculación de la obesidad como factor de riesgo de cáncer y recordó que el exceso de peso «está asociado a determinantes sociales como la pobreza». Por ello abogó por crear «entornos promotores de salud» que «protejan» a los niños frente a las «desigualdades que están en la raíz de este problema» al tiempo que explicó que en España se estima que hasta un 6% de los casos de cáncer en adultos son atribuibles al exceso de peso.

Finalmente, el director de Justicia Alimentaria, Javier Guzmán, defendió que, para que la regulación «sea efectiva» resulta «imprescindible» que las restricciones de la publicidad de alimentos y bebidas no saludables en canales de televisión generalistas «abarquen todo el horario infantil, de 06.00 a 22.00 horas, y no solo las franjas horarias de protección reforzada». «Con la propuesta actual, los niños seguirían expuestos a un alto nivel de publicidad», remató.

Otras Noticias Relacionadas