Garzón reprocha a Feijóo que su único objetivo sea «desgastar al Gobierno de coalición cueste lo que cueste a las familias trabajadoras»

Garzón reprocha a Feijóo que su único objetivo sea «desgastar al Gobierno de coalición cueste lo que cueste a las familias trabajadoras»

MADRID, 17 (SERVIMEDIA)

El coordinador federal de Izquierda Unida y ministro de Consumo, Alberto Garzón, tachó este sábado de «política antisocial» y «forma de entender la vida política profundamente negligente y restrictiva para las familias trabajadoras» la labor de oposición que lleva a cabo Alberto Núñez Feijóo al frente del Partido Popular. «La derecha, con Feijóo a la cabeza, prioriza su único objetivo de desgastar al Gobierno de coalición cueste lo que cueste a las familias trabajadoras», afirmó.

El máximo responsable de IU hizo este análisis durante la exposición de su informe de coyuntura política al comienzo de la reunión telemática de la Coordinadora Federal (máximo órgano ejecutivo de dirección), celebrado este sábado.

Denunció que «mientras los gobiernos conservadores de Europa asumen tesis que son positivas para mejorar la vida de las familias trabajadoras, para mitigar el impacto de la crisis energética, en España tenemos una oposición dirigida por Feijóo incapaz de rectificar y que lo único que tiene es desgastar al Gobierno de coalición para ver cómo incrementar sus opciones de llegar al gobierno».

En su análisis de política general, Garzón señaló que al curso político se ha incorporado ya «el ciclo electoral de municipales, autonómicas y generales del año que viene», en un «contexto muy difícil en el que se acumulan múltiples crisis: económica, social, política, institucional o de modelo de Estado, además de los efectos de la pandemia iniciada hace ya más de dos años y que cambió nuestra forma de entender incluso las relaciones sociales y que nos ha alterado profundamente».

El ministro de Consumo puso en valor la actuación del Gobierno de coalición, especialmente en acciones como «la intervención del mercado energético anticipándonos a lo que ahora está haciendo la Comisión Europea».

Quizás también te interese:  PROA incorpora a Dolors Marco para dirigir la nueva área de Salud, Farma y Tecnología Médica

«Estamos aplicando», dijo, «medidas heterodoxas que hace 20 años hubieran sido impensables, pero que ya defendíamos unos pocos. Ahora las toman como bandera entidades y personas incluso conservadoras que entienden que de continuar empecinados con su agenda neoliberal de libre mercado y de ‘ley de la selva’ los problemas sociales y políticos serían muchísimo mayores».

Insistió en su crítica a Núñez Feijóo cuya postura «no está siendo generalizado en todas las derechas europeas». Y señaló que aunque la Comisión Europea «está permitiendo poner en marcha por primera vez en la historia reciente intervenciones para restringir los beneficios empresariales, una intervención fiscal para recaudar sobre los beneficios extraordinarios de las empresas energéticas y planteándose en algunos países nacionalizaciones de grandes empresas, estos cambios no han llegado a la derecha española».

Alberto Garzón lamentó que «justo cuando estábamos empezando a recuperar una nueva normalidad» se ha desencadenado una crisis energética derivada de la guerra en Ucrania, por lo que aventuró que habrá un otoño y un invierno «muy difíciles», que sumaran «dificultades y frustración a las familias trabajadoras».

Esta nueva crisis tendrá una vertiente financiera, que puede acabar en una recesión por la subida de tipos de interés, otras energética por la falta de suministros y una tercera relacionada con la subida de precios de la cesta de la compra. «Todo ello dificulta que las familias lleguen a final de mes, porque con salarios que no suben al mismo ritmo nos encontramos con una pérdida de poder adquisitivo».

Garzón aseguró que en este contexto negativo «nosotros tenemos que concentrarnos en mejorar la vida de esas familias, profundizar en las reformas iniciadas ya de intervención en los mercados para mitigar el impacto de la inflación y de la pérdida de poder adquisitivo», tanto en el ámbito energético como el de la alimentación.

Quizás también te interese:  Los depósitos bancarios de las empresas bajan en 7.000 millones en abril y los de las familias crecen en 500 millones

Recordó cómo desde su ámbito de ministro de Consumo «hemos propuesto que el esfuerzo tienen que hacerlo las grandes distribuidoras, que tienen márgenes de beneficios suficientes, y a las que se les pide que moderen sus beneficios y garantizar que haya una serie de productos básicos para la vida con precios moderados o congelados al menos hasta después de Navidad».

Y advirtió a las distribuidoras que «se niegan con argumentos inverosímiles» que tratándose de compañías que «han repartido dividendos millonarios entre muy pocas personas, tienen margen suficiente para limitar el impacto de la inflación en las familias trabajadoras».

Otras Noticias Relacionadas