Garamendi denuncia una «caza y captura» contra la familia Del Pino

Garamendi denuncia una «caza y captura» contra la familia Del Pino

– Cree que el Gobierno «tendría que haber hablado con la compañía de otra manera», «evitando este revuelo»

– Dice que las ayudas a la semana laboral de cuatro días son un «experimento» y esto es algo que tienen que negociar empresas y sindicatos

MADRID, 14 (SERVIMEDIA)

El presidente de CEOE, Antonio Garamendi, denunció este viernes que se ha producido una «caza y captura» contra el presidente de Ferrovial, Rafael del Pino, y su familia, por la decisión de llevar la sede social de la empresa a Países Bajos.

En declaraciones a TVE, recogidas por Servimedia, Garamendi volvió a salir en defensa del acuerdo adoptado por Ferrovial. Primero, dijo, «porque «una compañía en Europa tiene la libre capacidad de trasladarse donde considere», y segundo, porque considera que los planteamientos que se le ponen a la multinacional para operar desde Madrid en la Bolsa de Nueva York «son muy complicados» y «tienen poco que ver» con lo que se necesita para actuar con eficacia en el parqué de uno de los países donde tienes tu principal negocio.

El presidente de la CEOE se felicita de que se haya empezado a ver ya más «respeto» a la decisión de la empresa después de unos días de «revuelo que se ha montado y que debería haberse evitado hablando con la compañía de otra manera», que «además ha generado un ruido que los inversores internacionales están observando».

«Ferrovial es una empresa más que española y creo que la caza y captura del presidente y la familia Del Pino no ha sido la más procedente, lo digo con toda sinceridad», añadió.

Garamendi dijo que en España hay seguridad jurídica porque es un Estado de Derecho, pero «la verdad es que cada día estamos viendo más intervencionismo, con unos impuestos a medida a la banca o las eléctricas porque vienen bien» y «ministros que dicen esto o lo otro porque me gusta».

Quizás también te interese:  Ciudadanos avisa de que "los parches intervencionistas" del Gobierno "no solucionan" el problema de la vivienda

«Eso no son signos buenos ni mensajes que trasladen esa seguridad jurídica. Hay que tratar estas cosas con mucha más moderación y tranquilidad por el bien de nuestro país. Esta radicalidad que estamos viviendo no es la más adecuada en unos momentos en los que que tenemos que trabajar para que el país recupere el ritmo de antes del covid», agregó.

Sobre la polémica por las decisiones tomadas en el Parlamento andaluz sobre el parque de Doñana, defendió que hay que «compaginar» la conservación de los acuíferos con el derecho de los agricultores de la zona a que se resuelva un problema «que llevan años sin resolver». «Hace falta que los partidos se olviden de las elecciones y trabajen en lo necesario», remarcó.

Respecto a las ayudas que ha aprobado el Gobierno a la implantación de la semana laboral de cuatro días, rebajó su valor señalando que es «una especie de experimento», como demuestra que solo tiene una dotación de 9,6 millones de euros cuando en España hay más de dos millones de empresas.

A su juicio, estas pruebas piloto pueden estar bien, pero lo importante es que este tipo de decisiones se tomen con respeto a la libertad de las empresas y se acuerden en el marco de la negociación social.

Otras Noticias Relacionadas