El Gobierno prevé que en 2030 haya 700.000 niños pobres menos en España gracias a la Garantía Infantil Europea

El Gobierno prevé que en 2030 haya 700.000 niños pobres menos en España gracias a la Garantía Infantil Europea

– Sánchez pide a todas las comunidades y ayuntamientos inversión contra la pobreza infantil

MADRID, 06 (SERVIMEDIA)

El Plan de Acción Estatal de la Garantía Infantil Europea persigue reducir la pobreza infantil en España en 700.000 menores para 2030, según estimó este martes la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, en la presentación oficial de dichas medidas.

Durante el acto, celebrado en el edificio CaixaForum de Madrid, Belarra destacó que en España hay 2.700.000 niños en riesgo de pobreza y de exclusión, cifra que se eleva a 18 millones en toda la UE.

Este plan de acción estatal, dotado con 990 millones de euros, «trata de forma integral la pobreza infantil», indicó Belarra, ya que no se limita solo a aspectos económicos.

De hecho, la Garantía Infantil Europea (GIE) se aprobó en 2021 en nueve países de la UE para abordar la pobreza infantil y el fomento de la igualdad de oportunidades mediante el acceso efectivo o gratuito a servicios clave para la infancia como educación, salud, nutrición y vivienda.

Los estados participantes se comprometen a destinar el 5% del Fondo Social Europeo a la lucha contra la pobreza infantil aunque, según la ministra, España ha ido más lejos y ha superado estas recomendaciones», con un 6,5% de inversión.

A su juicio, este Plan de Acción de la Garantía Infantil Europea viene a reforzar «el compromiso del Gobierno de españa con la protección de la infancia», y lo vinculó con las futuras leyes de vivienda y de familia.

La primera busca «que ningún niño tenga que vivir en una infravivienda», afirmó, porque «todos podemos imaginar la situación (de la infancia) si su familia no puede pagar el alquiler o está en riesgo de desahucio». Por ello, el plan contempla la prohibición de desahucio para cualquier hogar donde viva un niño, porque «todos nos podemos imaginar la situación (de la infancia) si su familia no puede pagar el alquiler o está en riesgo» de que le echen de su casa.

Asimismo, Belarra subrayó la intención de que la futura Ley de Familias incluya «una renta de crianza de 100 euros al mes para cada niño o niña».

«Queremos que todos los niños disfruten de las mismas oportunidades con independencia de los recursos de sus familias y de su origen, de que tengan o no discapacidad, vivan en el medio rural o urbano o residan en una comunidad u otra», recalcó Belarra.

EDUCACIÓN Y SALUD

Explicó también que este plan busca «acabar con la segregación socioeconómica tan fuerte en Primaria», para lo que se comprometió a que en 2030 el 5% del PIB se dedique a educación .

Prestará especial atención al primer ciclo educativo –de 0 a 3 años–, prosiguió, cuyo acceso se ve especialmente condicionado por la renta de las familias, e incidirá en la superación de la brecha digital.

Además, prevé incorporar la atención bucodental al Sistema Nacional de Salud; garantizar el acceso a servicios de salud mental a todos los niños y adolescentes; combatir la obesidad infantil; establecer un sistema de atención temprana común en todo el territorio nacional, y lograr que ningún menor de 10 años bajo tutela de la Administración viva en centros residenciales.

Por su parte, el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, aseguró que «este plan es una hoja de ruta con 18 objetivos específicos», que permitirán llevar a la práctica el compromiso de España con la Garantía Infantil Europea, «siempre en colaboración con las comunidades autónomas y los ayuntamientos».

Álvarez agradeció a las ONG y a al Tercer Sector «su colaboración» de cara a la elaboración del documento, y destacó todo el trabajo director llevado a cabo por Unicef.

Su presidente, Gustavo Suárez Pertierra, instó a ponerlo en marcha «sin demora», a fin de asegurar su principal objetivo, reducir la pobreza infantil.

En el acto también intervinieron dos adolescentes en representación del Consejo Estatal de Participación Infantil, Paula y Jorge.

Miembro del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), Paula relató las dificultades de los niños con discapacidad como ella para disfrutar de «deportes y de actividades extraescolares adaptados, y explicó que «muchas familias encuentran problemas para comprar los materiales que necesitan», como gafas, sillas de ruedas, prótesis, etc. Esto merma sus posibilidades educativas y laborales de cara al futuro.

Jorge se refirió a la necesidad de aumentar la ratio de psicólogos en los servicios públicos «y de cuidar la salud mental», y pidió más canales de participación.

COLABORACIÓN DE LAS CCAA

Cerró el acto el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que afirmó que la Garantía Infantil «apela también a ayuntamientos y comunidades autónomas», a las que animó a invertir en infancia y contra la pobreza infantil.

De hecho, todas las administraciones «deben coordinarse para incorporar esta perspectiva de infancia y adolescencia, defendió, porque «la mayoría de las competencias» no dependen del Estado en exclusiva.

Puso el ejemplo de «la vivienda digna», que la Garantía Infantil establece como derecho de todos los niños, y se preguntó «quién tiene las competencias en vivienda y urbanismo».

Afirmó que «combatir la pobreza infantil no es solo justicia social, sino inversión para el futuro». «Es activar el ascensor social, aunque algunos y algunas no lo quieran ver», agregó.

Por eso, hizo un llamamiento a comunidades autónomas, ayuntamiento y Gobierno central a «trabajar juntos para proteger nuestro bien más preciado: los niños, niñas y adolescentes».

En su opinión, «combatir la pobreza infantil es apostar por la dignidad colectiva de un país», y se felicitó por la aprobación en 2021 de esta Garantía Infantil Europea, «presentada por fuerzas progresistas en Bruselas ya en 2015».

«Desde entonces, hemos recorrido un largo camino y hemos avanzado», admitió, aunque «debemos seguir trabajando».

A su juicio, «los niños y las niñas son las principales víctimas de la desigualdad», y «tenemos que hacer visible este problema». «La inversión en infancia debe permitirnos romper con el círculo de pobreza que se transmite de generación en generación», y llamó a todas las administraciones a comprometerse en esta lucha.

Otras Noticias Relacionadas