Desarticulan la secta ‘La Familia del Alma’ en Castellón con más de un centenar de víctimas

Desarticulan la secta ‘La Familia del Alma’ en Castellón con más de un centenar de víctimas

– Ofrecían terapias de rituales chamánicos con drogas que anulaban la voluntad de las víctimas, llegando a producirse presuntamente abusos sexuales

MADRID, 14 (SERVIMEDIA)

La Guardia Civil ha detenido a los líderes de la secta ‘La Familia del Alma’ en un chalet en Pobla Tornesa (Castellón), por los presuntos delitos de asociación ilícita, intrusismo laboral, contra la salud pública, agresión sexual y revelación de secretos, entre otros, a los que se les asocia más de un centenar de víctimas, a las que supuestamente anulaban su voluntad mediante drogas.

Los agentes desarticularon esta secta del tipo psicoterapéutica, señalando que se ocultaban como un grupo de psicoterapia convencional. Su líder, de entre los tres detenidos, se denominaba a sí misma como maestra y afirmaba tener «la verdad absoluta». Se presentaba ante sus supuestos clientes y seguidores como la única persona que podía ayudarles a solucionar sus problemas.

Los líderes del supuesto culto llevaban años realizando esta actividad y desde hace unos meses se habían establecido en un chalet de la localidad castellonense de Pobla Tornesa. Sus seguidores acudían con frecuencia a las terapias o rituales chamánicos desde diversos puntos de toda la geografía española.

INICIOS

Los agentes comenzaron la investigación tras recibir la denuncia de los padres de dos de las víctimas, informando sobre la existencia de un grupo de perjudicados que habían conseguido salir de la secta y que también estaban dispuestos a denunciar los hechos sufridos.

Supuestamente resultaba habitual la práctica de rituales chamánicos con consumo de drogas, mezcal y sustancias alucinógenas para posteriormente practicar desnudos colectivos o talleres relacionados con los chakras y terapias sexuales.

A veces estos actos se realizaban en contra de la voluntad de las víctimas tras anular su voluntad, rituales que en ocasiones eran filmados por los responsables en la vivienda de Pobla Tornesa, donde además se habrían producido presuntamenteabusos sexuales.

Quizás también te interese:  Las mejores tendencias de Moda Infantil en San Sebastián para tu Pequeño

Las sesiones y rituales debían ser celebrados cuándo y cómo la maestra establecía. Para conseguir sus objetivos, amenazaba a las víctimas con sufrir castigos, humillaciones e incluso con ser repudiados cuando ya existía una dependencia emocional del resto de miembros.

CAPTACIÓN

Todas las víctimas fueron captadas a través de personas de confianza de los líderes de la organización, siendo el objetivo prioritario jóvenes en situación de vulnerabilidad emocional y en búsqueda de soluciones a sus problemas.

Las edades de captación e iniciación en las terapias oscilaban alrededor de las personas de 20 años, todas con un bajo estado anímico por problemas personales o emocionales. Algunas de ellas han estado inmersas en el colectivo durante más de 15 años, quienes se habrían incluso iniciado cuando aún eran menores de edad.

La situación de las víctimas facilitaba a la maestra su manipulación mediante el uso de diferentes técnicas de control, persuasión, dependencia emocional y separación afectiva de su entorno más cercano con el objeto de ser separados de ellos e integrados en la ‘Familia del Alma’.

La líder impartía las terapias a los afectados a cambio de abonar elevadas cantidades de dinero, y según aumentaba la fidelidad y dependencia emocional de las víctimas, aumentaba el precio de dichas terapias. Los pagos se realizaban mediante métodos de pago que permitieran ocultar la detección de estas actividades a las autoridades.

Las personas afectadas están ubicadas mayoritariamente en las provincias de Tarragona, Castellón y Barcelona, y rondarían el centenar las que han denunciado a lo largo del prolongado periodo de actividad de este grupo.

PRUEBAS DE CONFIANZA

Los responsables de la secta llegaron a realizar pruebas de confianza a los adeptos más devotos donde se les exigió el pago de más de 10.000 euros bajo la promesa de acceder al círculo más cercano de la maestra y, si se negaban, se les amenazaba con ser repudiados por el resto de personas del único lugar del que ahora formaban parte tras su separación del resto de su entorno social.

Quizás también te interese:  1 de cada 5 niños sufre problemas para mantener la atención

Asimismo también existía un grupo más exclusivo y con una mayor relevancia en la jerarquía de la secta conocido como «el Círculo» o «los Veteranos», formado por varias personas, algunas de las cuales llevarían más de 15 años inmersas en ese colectivo, y sobre a los que a su vez se desvelaban intimidades y datos personales del resto de miembros para que pudieran ejercer influencia sobre ellos.

En el registro practicado en el chalet donde se realizaban las sesiones grupales y las de supuesta psicoterapia, se ha hallado una importante cantidad de dinero en efectivo, repartido en sobres con anotaciones de los nombres de las supuestas víctimas; listados de pagos por sesiones realizadas; sustancias psicotrópicas empleadas para llevar a cabo los diferentes rituales y cuya finalidad era provocar en las víctimas un estado de alucinación, enajenación mental y una total pérdida de la voluntad; y una gran cantidad de agendas y anotaciones correspondientes a la vida y datos personales de personas que pudieran ser víctimas del entramado sectario.

La investigación ha sido dirigida por Juzgado de Instrucción 3 de Castellón, a cuya disposición han sido puestos los tres detenidos, así como todo el material y evidencias halladas durante el registro.

La operación ha sido llevada a cabo por agentes del Grupo de Información de la Comandancia de la Guardia Civil de Tarragona, de la Jefatura de Información (UCE-3) y de la Comandancia de la Guardia Civil de Castellón.

Otras Noticias Relacionadas