Plena inclusión denuncia «las continuas discriminaciones» de niños con discapacidad intelectual en los campamentos de verano

Plena inclusión denuncia «las continuas discriminaciones» de niños con discapacidad intelectual en los campamentos de verano

MADRID, 18 (SERVIMEDIA)

Plena inclusión España denunció este lunes «los continuos casos de discriminación de las niñas y los niños con discapacidad intelectual y del desarrollo en campamentos de verano», un hecho que vulnera los derechos a la participación recogidos en la Convención de Naciones Unidas de las Personas con Discapacidad.

Según la federación, la gran mayoría de los campamentos de verano, actividades urbanas y rurales «no están adaptadas para personas con discapacidad intelectual y del desarrollo». Ello conlleva «una continua exclusión de estas niñas y niños, que pasan el verano en actividades organizadas por asociaciones de la discapacidad o bien en sus casas, con el sobrecoste económico y de esfuerzo que supone para sus familias», subrayó.

En una encuesta realizada por Plena inclusión Canarias en la que participaron 190 familias, más de la mitad (54%) nunca han accedido a este tipo de servicios.

Las quejas de las familias no paran de llegar a las organizaciones. «Cada verano es el mismo agobio: me veo encerrada en casa con un niño», protesta Estrella Perera, madre de un niño apoyado por Plena inclusión Villafranca de los Barros. Desde Granada, Isabel Ramiro explica que «el campamento de verano rechazó a David después de estar ya pagado. Decidieron que no tenían voluntarios preparados».

Otra madre explica que tras decirla «que sí y pedirme más dinero porque mi hijo tenía TEA, el día de antes de empezar en la escuela de verano recibí un audio para decirme que no le cogían, que no era asumible para la monitora».

Plena inclusión señaló que estos casos «vulneran el derecho a la participación en actividades recreativas, de esparcimiento y deportivas que recoge el artículo 30 de la Convención internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, que España ratificó y por tanto está obligada a cumplir».

Con todo, la federación indicó que «también existen buenas prácticas» como las de Mérida -en las que Plena inclusión Extremadura ha dado formación inclusiva al personal-; Valladolid, donde los campamentos ofrecen plazas teniendo en cuenta el nivel de apoyos; Zaragoza o Torredelcampo (Jaén).

Plena inclusión pidió a las administraciones que «todos los campamentos, públicos y privados, sean inclusivos y accesibles». Agregó que estos nunca deben suponer un sobrecoste para las familias y reclamó una contratación de personal «suficiente e inclusiva» (contratar también a personas con discapacidad). Estos trabajadores han de recibir la formación necesaria para atender a todo tipo de niños, concluyó.

Otras Noticias Relacionadas