Los pediatras afirman que introducir precozmente en la dieta de los niños alimentos alergénicos puede prevenir alergias

Los pediatras afirman que introducir precozmente en la dieta de los niños alimentos alergénicos puede prevenir alergias

– Cada año aumenta en España un 2% los casos de niños alérgicos a algún alimento

MADRID, 02 (SERVIMEDIA)

Los pediatras sostienen que la introducción precoz de alimentos potencialmente alergénicos en las dietas infantiles puede prevenir alergias alimentarias, «ya que es esos momentos el sistema inmune es más moldeable».

Así se puso de manifiesto en el 69º Congreso de Pediatría, organizado por la Asociación Española de Pediatría (AEP), que finaliza este viernes en Granada.

Los pediatras alergólogos sostienen que la clave para luchar contra las alergias alimentarias es introducir los alimentos potencialmente alérgenos de forma precoz entre los cuatro y los seis meses de vida, siempre manteniendo la lactancia materna el mayor tiempo posible.

«No hay que tener miedo a introducir en la dieta de los niños alimentos con fama de producir alergias, sino todo lo contrario. Y en niños alérgicos con mayor motivo. Cuanto más pequeño eres, más moldeable es tu sistema inmune y tiene más capacidad de adaptación», aseguró la doctora Laura Valdesoiro Navarrete, de la Unidad de Alergia y Neumología Pediátricas del Hospital Universitario Parc Taulí de Sabadell y coordinadora del grupo de trabajo de Alergia a Alimentos de la Sociedad Española de Inmunología, Alergología y Asma Pediátricas (Seicap).

Añadió que «si introducimos de forma temprana todo tipo de alimentos, estaremos previniendo que se desarrollen nuevas alergias alimentarias». Además, destacó que aunque para tener alergia hay que estar predispuesto genéticamente, «podemos favorecer o evitar su aparición».

Por otra parte, cuando una prueba de alergia alimentaria sale positiva los expertos aseguran que muy importante tener en cuenta que «no siempre significa que se es alérgico a ese alimento», por lo que «hay que evaluarlo a fondo para asegurarse».

Quizás también te interese:  Galicia tendrá el mayor número de médicos residentes en medicina de familia de su historia

LECHE, HUEVO Y FRUTOS SECOS

Según los pediatras, los dos alimentos que más frecuentemente provocan alergia en niños son la leche y el huevo.

«En el huevo, por ejemplo, encontramos el ovomucoide y la ovoalbúmina; es muy importante saber a cuál de estas dos proteínas se tiene alergia para saber si se puede consumir el alimento en alguna forma o no. Un niño con alergia al ovomucoide seguramente no tolere el huevo en ningún caso porque esta proteína es resistente al calor», detalló la doctora Valdesoiro Navarrete.

«Sin embargo, un niño con alergia a la ovoalbúmina puede comer huevo si está cocido o en horneados con harinas. Siempre deberemos comprobarlo, previamente, con una exposición controlada en el hospital», agregó.

En los frutos secos, por ejemplo, hay proteínas compartidas por todos los frutos secos y otras que son específicas. Por ello es importante saber exactamente cuál es la que produce reacción y en qué frutos está presente, para que el niño no tenga que evitar el consumo de todos ellos.

INMUNOTERAPIA ORAL

Desde el año 2010 algunas alergias a alimentos se tratan mediante inmunoterapia oral a alimentos, también conocida como inducción de tolerancia oral.

Consiste en dar al niño una dosis muy baja del alimento alérgeno en el hospital. Si la tolera, la debe mantener en casa de forma diaria durante una semana. Luego, en el hospital se aumenta de nuevo la dosis de forma progresiva, hasta alcanzar una dosis que se considera de mantenimiento, que tendrá que consumir diariamente durante varios años.

«Esto se hace de forma habitual con leche, el huevo y el melocotón, que contiene dosis altas de la proteína LTP, otro alérgeno habitual presente en los vegetales», concluyó la coordinadora del grupo de trabajo de Alergia a Alimentos de la Seicap.

Quizás también te interese:  ¿Buscas un Ginecólogo en Valladolid? Aquí los Mejores Profesionales

Otras Noticias Relacionadas