Las lentillas de fantasía sin la supervisión de un óptico-optometrista pueden poner en riesgo la salud visual

Las lentillas de fantasía sin la supervisión de un óptico-optometrista pueden poner en riesgo la salud visual

– Deben colocarse antes del maquillaje y retirarse tras el desmaquillaje, según los ópticos

MADRID, 25 (SERVIMEDIA)

El Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas (Cgcoo) alertó este miércoles de los riesgos para la visión al utilizar lentes de contacto cosméticas o de fantasía, muy típicas en Halloween, «sin la supervisión de un profesional óptico-optometrista».

Los especialistas de la salud ocular explican que estas lentes no correctoras están diseñadas únicamente para modificar la apariencia o color de los ojos y las que se venden a través de Internet, en bazares, centros de belleza y otros establecimientos no autorizados no cuentan con «ningún tipo de control ni garantía de seguridad sanitaria».

Por ello, el presidente del Cgcoo, Juan Carlos Martínez Moral, explicó que «las lentes de contacto cosméticas son legalmente productos sanitarios de adaptación individualizada, por lo que su manipulación y prescripción corresponden obligatoriamente a un profesional sanitario, como es el óptico-optometrista».

Para utilizar correctamente las lentillas de fantasía, el Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas ha elaborado una guía con recomendaciones. La primera es evitar adquirir estos productos en puntos de venta no autorizados, «ya que no suelen estar sujetos a ningún tipo de control o medida». También hay que acudir a un óptico-optometrista «para una prescripción y adaptación individualizada».

Además, las lentes de contacto cosméticas suelen utilizarse como complemento de otros productos de belleza como el maquillaje, por lo que «deben colocarse antes del maquillaje y retirarse tras el desmaquillaje». Como se trata de un accesorio puntual, es importante no utilizar las lentes cosméticas más horas de lo estipulado. Los expertos aconsejan limpiar las lentes de contacto de manera cuidadosa y con regularidad.

Quizás también te interese:  Encuentra el mejor Pediatra en Ourense: Guía de Profesionales de Pediatría

No hay que olvidar guardar las lentes en un portalentes apropiado «y reemplazarlo como mínimo cada tres meses», teniendo en cuenta que sólo se deben utilizar «productos recomendados por el óptico-optometrista para limpiar y desinfectar las lentes», además de acudir al óptico-optometrista ante cualquier problema o molestia.

ACCESORIOS DE HALLOWEEN

Por otra parte, la utilización inadecuada del maquillaje es otro de los focos de infección y lesión ocular porque puede favorecer la proliferación de bacterias y hongos. «Es aconsejable utilizar cosméticos indicados para el área ocular, no dejar que se cubran de polvo o se manchen, y lavarse las manos antes de maquillarse», recalcó el Consejo.

En cuanto a las caretas y antifaces, éstos pueden limitar la visión y provocar tropezones o caídas, por lo que es recomendable que cuenten con ventilación suficiente «para que las lentes de contacto se mantengan al aire libre y no causen molestias».

Además, los expertos aconsejan extremar la precaución con las pestañas postizas o pelucas, «ya que arrojan diminutas partículas que podrían introducirse en los ojos, así como artículos que contienen colorantes y sustancias químicas que pueden irritar la zona ocular».

Otras Noticias Relacionadas