La Federación de Sociedades de Medicina del Sueño destaca la importancia de «educar en hábitos de sueño saludables»

La Federación de Sociedades de Medicina del Sueño destaca la importancia de «educar en hábitos de sueño saludables»

– Es vital quitar al sueño ese estigma de «cosa poco importante» o de «tiempo perdido», afirmó el portavoz de Fesmes

MADRID, 05 (SERVIMEDIA)

La Federación Española de Sociedades de Medicina del Sueño (Fesmes) destacó este martes la importancia de «educar en hábitos de sueño saludables».

El doctor Javier Puertas, secretario de la Junta Directiva de la Fesmes, explicó que «es más fácil y más sostenible para el sistema sanitario educar que prescribir medicamentos para el sueño».

«No se puede prescribir sueño, pero sí que se puede sensibilizar desde consulta y educar en hábitos de sueño saludables», añadió este especialista.

Para el doctor Puertas, la sociedad española no es aún consciente de que el sueño es un pilar de salud tan importante como la dieta o el ejercicio. Por ello, insistió en que revertir el deterioro del sueño se traduciría en «mejores índices de salud de la población».

Este experto consideró fundamental quitar al sueño ese estigma que le persigue de «cosa poco importante» o de «tiempo perdido», un aspecto para el que la educación al paciente y la formación de los profesionales sanitarios son piezas clave.

Alrededor de un 50% de los españoles duerme menos horas de las mínimas recomendadas (siete horas diarias para la población adulta). Este porcentaje se dispara incluso hasta el 80% y el 90% en el caso de la población adolescente, según datos de Femes.

Existen estudios que sitúan en unos 90 minutos el tiempo de sueño perdido por las sociedades occidentales desde la invención de la luz eléctrica: «El sueño se ha convertido para mucha gente en una especie de esclavitud improductiva, así que tiramos de las horas de sueño para llegar a donde no llegamos en esta sociedad estresada y a la que siempre parece que le falta tiempo», afirmó el especialista.

Utilizar esas horas de sueño para realizar otras actividades tiene un coste para la salud de la población. «No podemos prescindir de horas de sueño de forma constante sin pagar un precio», señaló Puertas.

Los efectos de la falta de sueño puntual, como más sensación de fatiga, menos concentración y un estado de ánimo más alterado, se pueden revertir descansando más otro día, algo que no ocurre cuando ese déficit de descanso se cronifica.

Las consecuencias para la salud de la falta de sueño continuada pueden derivar en un aumento del riesgo cardiovascular, el aumento de la tendencia a la obesidad, el incremento del riesgo de sufrir determinados tipos de cáncer y en, algunos sujetos predispuestos, la aceleración del deterioro cognitivo, concluyó el doctor Puertas.

Otras Noticias Relacionadas