Francisco cumple diez años como el papa abanderado de la fe inclusiva

Francisco cumple diez años como el papa abanderado de la fe inclusiva

– Una lesión de rodilla le ha obligado también a usar silla de ruedas- El papa argentino considera a la discapacidad una ‘hermana’ y lucha por una Iglesia accesible

MADRID, 12 (SERVIMEDIA)

Francisco cumple 10 años como papa este 13 de marzo. Y lo hace, por una lesión en su rodilla derecha, en silla de ruedas defendiendo la inclusión de las personas con discapacidad en la Iglesia. Esa es la imagen que acompaña al papa argentino en estos últimos meses, en los que ha sufrido dolores reumáticos y rotura de ligamentos.

Esa situación sobrevenida que le hace percibir el mundo desde la perspectiva de la personas con discapacidad física no le ha dejado seguir con su ‘programa’ pontificio, marcado desde sus primeros compases por el ejercicio de la misericordia y la búsqueda de las «periferias existenciales». A ello se ha dedicado como papa Jorge Mario Bergoglio, aquel cardenal argentino que fue el más votado en el cónclave vaticano tras la histórica renuncia de Benedicto XVI el 11 de febrero de 2013.

En su primer acto público tras la ‘fumata blanca’ en un balcón ante la multitud que se agolpaba en la plaza de San Pedro, el 266 pontífice de la Iglesia católica ya mostró el talante que iba a tener al frente de la ‘barca’ de San Pedro.

Fue el primer papa en tomar el nombre de Francisco en homenaje a san Francisco de Asís, que entre otras cosas ha pasado a la historia por llamar ‘hermana’ a las obras la creación, y que el pontífice en silla de ruedas extiende a las personas más vulnerables y lo que él considera «las periferias existenciales»: los refugiados, la infancia excluida, los pobres, las víctimas de trata y, entre otros, también las personas con discapacidad.

Quizás también te interese:  Tres nuevas medallas en 'boccia', tenis y 'goalball' para España en los Europeos Paralímpicos de Rotterdam

Así, en estos últimos diez años son habituales las imágenes del papa argentino bendiciendo a personas con discapacidad en audiencias, encuentros y visitas, o acompañado de pequeños con discapacidad que interrumpen sus discursos. Son numerosas las anécdotas las que se han producido en las habituales audiencias de los miércoles en el Vaticano coprotagonizadas por niños con discapacidad, alguno, incluso, que ha lograrse llevarse como trofeo el solideo papal (el casquete de seda que se pone en la cabeza).

PLENA INCLUSIÓN

Pero su cercanía a las personas con discapacidad ha ido más allá de las fotografías, con hondos mensajes de llamadas a la «fraternidad» para asegurar «la acogida y la plena inclusión» de este colectivo, como en el mensaje que rubricó con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad (3 de diciembre) de 2022.

«Espero que cada comunidad cristiana se abra a la presencia de hermanas y hermanos con discapacidad asegurándoles siempre la acogida y la plena inclusión», remarcó, subrayando que en la Iglesia «no existe un nosotros y un ellos, sino un único nosotros».

Asimismo, señaló que «el magisterio de la fragilidad es un carisma con el que ustedes -hermanas y hermanos con discapacidad- pueden enriquecer a la Iglesia. Vuestra presencia puede ayudar a transformar las realidades en las que vivimos, haciéndolas más humanas y acogedoras. Sin vulnerabilidad, sin límites, sin obstáculos que superar, no habría verdadera humanidad».

Un ejemplo de esa inclusión es el español Alejandro Planells Medina. Un valenciano con parálisis cerebral al que Francisco recibió en el Vaticano junto a su catequista, María Carmen Cervera, también con esa discapacidad pero en menor intensidad.

Quizás también te interese:  Hasta el 30% de los niños que ingresan en UCI pueden tener algún grado de malnutrición previo, según especialistas en Cuidados Intensivos Pediátricos

En esta década de pontificado, Francisco se ha acercado a numerosos colectivos de personas con discapacidad, como a las decenas de afiliados a la ONCE que recibió en diciembre de 2013, coincidiendo con el 75º aniversario de la organización; o ha agradecido el ejemplo de creyentes como Álvaro Calvente, un adolescente malagueño con discapacidad intelectual que hizo el Camino de Santiago junto a su padre y un amigo.

«En medio de la pandemia que nos toca vivir, con tu sencillez y alegría y simplicidad fuiste capaz de poner en movimiento la esperanza de las personas que te cruzaste en el camino o por las redes sociales. Peregrinaste vos e hiciste peregrinar a muchos alentándolos a no tener miedo y a recuperar la alegría porque en el camino nunca vamos solos. El Señor camina siempre a nuestro lado. Gracias por vuestro testimonio y oraciones», escribió Francisco en respuesta a la carta que le envió el padre de Álvaro.

BEATO ‘LOLO’

La figura de otro español con discapacidad, el beato jienense Manuel Lozano Garrido ‘Lolo’, también ha marcado la idea que Francisco tiene de la participación de las personas con discapacidad en la Iglesia. De hecho, el Papa dedicó al periodista ‘Lolo’ el mensaje de la Jornada de las Comunicaciones Sociales de 2021.

Lozano Garrido escribió centenares de artículos desde la mesa camilla de su casa a la par que progresaba la enfermedad degenerativa que en los últimos años de vida le obligó a usar una silla de ruedas y a servirse, por una discapacidad visual en aumento, de las ayudas técnicas de la ONCE para continuar con su trabajo periodístico.

«Abre pasmosamente tus ojos a lo que veas y deja que se te llene de sabia y frescura el cuenco de las manos, para que los otros puedan tocar ese milagro de la vida palpitante cuando te lean», citó Francisco reproduciendo el consejo de Manuel a sus compañeros periodistas.

Quizás también te interese:  Niños y adolescentes acceden a la pornografía a edades cada vez más tempranas

En ese mensaje el Papa aconsejó a los periodistas acercarse a los demás y «desgastar las suelas de los zapatos» para poder relatar «la verdad de la vida que se hace historia». «Es necesario salir de la cómoda presunción del ‘como es ya sabido’ y ponerse en marcha, ir a ver, estar con las personas, escucharlas, recoger las sugestiones de la realidad, que siempre nos sorprenderá en cualquier aspecto», dijo en un mensaje que abre también la puerta a acercarse a las personas con discapacidad como «hermanas» y sin prejuicios.

Otras Noticias Relacionadas