¿Qué aporta el coaching emocional en el día a día?

¿Qué aporta el coaching emocional en el día a día?

¿Quién no está en busca de un equilibrio perfecto entre su vida familiar, laboral, personal y de ocio? La presión y el estrés actual está pasando una factura muy alta a la salud mental. 

Sólo hace falta ver las cifras para saber que cada vez son más quienes buscan en coaches profesionales o psicólogos una guía que les pueda ayudar a enfocar de forma más positiva sus responsabilidades y que les permita ordenar las prioridades para llegar a la felicidad desde la gestión emocional.

“El coaching emocional es una disciplina que se enfoca en el desarrollo personal y el crecimiento emocional de las personas. A diferencia de otros enfoques terapéuticos, el no se centra en el pasado o en la búsqueda de soluciones externas, sino que se enfoca en el presente y en la promoción del autodescubrimiento y la toma de conciencia. Se trata de aportar apoyo, orientación y motivación para identificar y superar obstáculos emocionales, alcanzar metas y potenciar el bienestar emocional” explican desde Creen-Tí.

El papel del coaching emocional en la estabilidad emocional

La estabilidad emocional es fundamental para una vida equilibrada y saludable. 

A través de técnicas como la inteligencia emocional, contar con una guía permite comprender las emociones, reconocer los patrones negativos y adoptar nuevas perspectivas y estrategias para lidiar con ellas.

Romper con creencias que limitan a la persona y le generan inseguridades, ansiedades o miedo es una de las ramas que se trabajan, pero, sobre todo, de lo que se trata al identificarlas es de reemplazarlas por otras opciones más constructivas que permitan generar relaciones saludables y a que la comunicación fluya de forma efectiva en todos los ámbitos de la vida.

Quizás también te interese:  Consejos para fomentar la atención y concentración en niños pequeños

La contribución del coaching emocional a la salud mental

La salud mental es un aspecto fundamental del bienestar general. El coaching emocional es capaz de identificar y abordar los desafíos y obstáculos como el estrés, la ansiedad o la falta de autoestima.

Gracias al desarrollo de habilidades de afrontamiento efectivas, gracias a técnicas de relajación, meditación y cambio de perspectiva, se aprende a manejar estas situaciones de manera más saludable y a reducir los niveles de ansiedad.

“Hay que perder ese miedo a dar el paso y dejarse ayudar. Es vital sentirse bien para conseguir una vida plena y llena de éxitos. El enfoque positivo cambia para siempre la perspectiva, permitiendo opinar, alzar la voz y sentirse bien” concluyen.

Otras Noticias Relacionadas