¿Por qué tantas melenas se apuntan a la keratina?

¿Por qué tantas melenas se apuntan a la keratina?

Los tratamientos de keratina han llegado a los salones para quedarse. Se trata de una técnica que se ha convertido en un tratamiento popular para el cuidado del cabello que puede dejarlo suave, brillante y sin frizz durante meses. 

Sin embargo, para garantizar que el tratamiento dure el mayor tiempo posible, es importante tomar las medidas necesarias para preparar el cabello antes del tratamiento, realizar el tratamiento en la época adecuada del año y mantener el cabello después. 

¿Cuáles son los pasos recomendados?

Antes de aplicar un tratamiento de queratina, es fundamental preparar el cabello adecuadamente. Esto asegurará que se aplique de manera uniforme y dure el mayor tiempo posible. 

Los siguientes son algunos pasos clave que recomiendan los expertos

“Primero, es necesario lavar el cabello con un champú clarificante para eliminar cualquier acumulación de productos o aceites. Este paso asegurará que el tratamiento pueda penetrar completamente en el tallo del cabello. A continuación, es clave secar el pelo por completo ya que, sobre humedad, no conseguiría su objetivo. Finalmente, se va dividiendo el cabello en mechones pequeños y se aplica la keratina de manera uniforme y asegurándose de que cada mechón esté cubierto” explican desde Peluquería Pelarte, expertos en tratamiento de keratina en Tenerife, donde miles de turistas acaban buscando una fórmula para lucir preciosas y cuidar su cabello..

Si bien los tratamientos de queratina se pueden realizar en cualquier época del año, realizarlos en los meses de invierno tiene algunos beneficios ya que hay menos humedad en el aire, lo que puede ayudar a prevenir el frizz y mantener el tratamiento por más tiempo. 

Quizás también te interese:  Consejos para detectar la baja autoestima en tu hijo

Además, hay menos exposición a la luz solar y a los rayos ultravioleta durante los meses más fríos, lo que puede ayudar a prevenir la decoloración y daños al cabello. En la misma línea, las temperaturas más frías previenen la sudoración, lo que puede ayudar a que el tratamiento se fije mejor y dure más.

¿Qué hacer después del tratamiento?

Aunque el diagnóstico previo es importante, para mantener el máximo tiempo posible la efectividad de este tratamiento se deben tener ciertas precauciones como usar champús y acondicionadores sin sulfatos, evitar lavados muy constantes y seguidos y usar herramientas de peinado calientes.

“Suena a capricho, pero recomendamos utilizar una funda de almohada de seda para evitar roces y roturas. Siguiendo estos pasos es probable que se mantenga suave y brillante por más tiempo” explican.

Otras Noticias Relacionadas