Los triciclos de bebé Chipolino son una elección excelente

Los triciclos de bebé Chipolino son una elección excelente

Llegada una edad, que normalmente va acompañado también con los primeros pasos y la autonomía, es el momento de empezar a revisar las opciones de mercado para decidirse por un triciclo.

En realidad, aunque no se piensa sino como una forma más de diversión y ocio, el uso de un triciclo en un infante tiene una serie de beneficios que deberían tenerse en cuenta a la hora de elegir el modelo.

¿Cuáles son los beneficios de un triciclo?

No dejan de ser semejantes a su evolución: la bicicleta. Sin embargo, este primer paso es vital para otra parte del desarrollo de los más pequeños.

Para empezar, mejora considerablemente la musculatura de las piernas, desarrollando mientras disfruta de músculos que servirán para luego tener incluso mejor coordinación en la carrera y los pasos. De hecho, es clave para evitar lesiones ante saltos o caídas ya que refuerza no solo la parte gemelar sino también la fuerza de tobillos.

Es también importante porque ayuda a colocar correctamente los pies para hacer fuerza, reforzando toda la anatomía podal que servirá para otros deportes y para evitar lesiones, pero también para corregir malas posturas previas del pie.

Todo el que conoce triciclo bebe sabe que un paseo con ellos mientras ejercitan el pedaleo es todo un reto de paciencia en algunos casos, pero también se es testigo del desarrollo de una serie de habilidades que permite que coordinen no solo el movimiento de las piernas para dar movimiento y velocidad sino también las manos para la dirección y la vista para evitar posibles obstáculos. Es capaz de ayudar también en el desarrollo cognitivo ya que permite anticipar problemas y buscar las soluciones sobre la marcha en tema de bordillos, farolas o incluso transeuntes.

A todo esto se une la parte de ejercicio, que, al ser individual, favorece la independencia pero también el trabajo en equipo con padres y demás acompañantes. ¡Y cansa! con lo que es vital también para permitir que canalice toda la actividad y energía hacia algo divertido que, de hecho, le permite moverse por la calle y parque de una forma muy distinta a la que se consigue paseando.

¿Qué pasa, dirán algunos, en caso de gemelos? ¡Nada! porque ya está diseñado el triciclo gemelar que ayuda, tipo tándem, a la movilidad de los hermanos sin necesidad del riesgo que conlleva que vayan por separado a la hora de tener que ayudarles. De hecho, si se cansan, incluso los asientos se pueden enfrentar para que se entretengan mientras el adulto tira de ellos.

Otras Noticias Relacionadas