Hidrolipoclasia: El último procedimiento no invasivo para la reducción de grasa

Hidrolipoclasia: El último procedimiento no invasivo para la reducción de grasa

La hidrolipoclasia, también conocida como hidrolipoclasia ultrasónica, es un procedimiento estético no invasivo que tiene como objetivo la reducción de grasa localizada en ciertas áreas del cuerpo.

Gracias a la combinación de la liposucción y la cavitación ultrasónica, este tratamiento busca mejorar la apariencia estética en zonas donde la grasa es más difícil de eliminar mediante dieta y ejercicio.

A quién va dirigido

Principalmente a personas que presentan grasa localizada en áreas como abdomen, cintura, muslos, glúteos o brazos. Es importante saber que esta técnica no está diseñada para tratar la obesidad generalizada y no debe considerarse como una alternativa para perder peso a gran escala.

Qué se puede esperar de ella

Los resultados pueden variar según cada paciente y la cantidad de grasa que se desee eliminar.

Por lo general, se espera una reducción visible de la grasa en las áreas tratadas, lo que se traduce en una mejora en la forma y contorno del cuerpo.

“Es importante tener en cuenta que los resultados no son inmediatos y pueden tardar semanas o incluso meses en ser completamente apreciables. Además, el mantenimiento de los resultados obtenidos depende en gran medida de llevar un estilo de vida saludable, que incluya una dieta equilibrada y la práctica regular de ejercicio” explican desde Medinae.

¿Tiene riesgos?

Aunque la hidrolipoclasia es un procedimiento no invasivo, no está exenta de riesgos.

Después del procedimiento, es común experimentar hinchazón o enrojecimiento en las áreas tratadas, lo que suele ser temporal pero puede ser incómodo. Además, al manipular ciertos tejidos, pueden acabar apareciendo hematomas.

Quizás también te interese:  Encuentra a los mejores pediatras en Picassent: Todo lo que necesitas saber

No es frecuente, pero hay que tener cuidado para evitar infecciones. Hay quien habla de dolor o molestia en las áreas tratadas unos días después del tratamiento.

También es clave hacerlo con profesionales para evitar la asimetría.

Otras Noticias Relacionadas