El Gregorio Marañón coordina un estudio con familiares de pacientes para el diagnóstico precoz del Parkinson

El Gregorio Marañón coordina un estudio con familiares de pacientes para el diagnóstico precoz del Parkinson

– En España, al menos 150.000 personas sufren esta enfermedad

MADRID, 08 (SERVIMEDIA)

La Unidad de Trastornos del Movimiento del Servicio de Neurología del Hospital Gregorio Marañón, dirigida por Francisco Grandas, coordina un proyecto de investigación para identificar la fase previa a desarrollar la enfermedad de Parkinson. Para ello, se precisa la colaboración de hijos o hermanos de pacientes con más de 50 años que no tienen síntomas de la enfermedad.

El estudio se realiza a través de una combinación de biomarcadores en personas con riesgo de padecer la enfermedad, como son los hijos o hermanos de pacientes con Parkinson. Según Francisco Grandas, Jefe de Servicio de Neurología del Hospital Gregorio Marañón «la discapacidad que provoca el Parkinson y los cuidados que requieren estos pacientes hacen de esta enfermedad un problema sociosanitario de primer nivel».

Por ello, añadió que «la detección de las fases tempranas de la enfermedad de Parkinson, la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente, va a ser un paso fundamental para el desarrollo de tratamientos que puedan retrasar o enlentecer la progresión de la enfermedad».

En la fase precoz de esta enfermedad pueden aparecer síntomas como la pérdida de olfato o alteraciones del sueño REM. Es una fase crucial para el desarrollo de terapias que puedan prevenir, retrasar o enlentecer la progresión del Parkinson. Se presume que estas terapias que inciden en la evolución de la enfermedad son más eficaces en estas fases iniciales, según explicó el Gregorio Marañón.

El proyecto se centra en la detección de signos motores sutiles a través del análisis de los movimientos oculares, la voz o la escritura. También se realizan pruebas de imagen como la ecografía del tronco cerebral, y el análisis de la mucosa olfativa obtenida mediante un cepillado nasal. El estudio está dirigido a familiares directos de primer grado de enfermos de Parkinson, ya que es uno de los principales factores de riesgo de padecer la enfermedad.

Quizás también te interese:  Cómo prevenir y abordar problemas de sueño en la adolescencia

CÓMO PARTICIPAR EN EL ESTUDIO

Las personas que cumplan estos requisitos y quieran participar en este estudio pueden contactar con la Unidad de Trastornos del Movimiento del Hospital Gregorio Marañón a través del correo electrónico utm.hgugm@salud.madrid.org o del teléfono 913442867, a la atención del doctor Sergio Secades.

Depende de la fase evolutiva, pero «todos los pacientes necesitan tratamiento farmacológico y es conveniente que realicen fisioterapia y logopedia. Además, un porcentaje necesita terapias más complejas, bien farmacológicas o bien cirugía funcional. A día de hoy, tenemos un gran abanico de terapias, pero todas sintomáticas. No existe ningún tratamiento que cure la enfermedad o que retrase su progresión».

Actualmente, los tratamientos experimentales que se están realizando para intentar enlentecer la progresión de la enfermedad se están realizando en enfermos de Parkinson que llevan algunos años de progresión de la enfermedad.

Según los expertos, antes de que aparezcan los síntomas motores característicos de la enfermedad de Parkinson, tales como temblor, lentitud de movimientos o rigidez muscular, existe una etapa previa preclínica, de años de duración, en la que el paciente tiene la enfermedad, pero no presenta los signos motores que permiten el diagnóstico clínico.

Otras Noticias Relacionadas