Cómo identificar y prevenir el acoso cibernético

El hostigo cibernético se ha transformado en una epidemia en nuestra humanidad inducida por la tecnología, con acceso a internet tan sencillamente disponible. Con un superior acceso nacen mayores ansiedades para padres, maestros y psicólogos escolares, a régimen que las nuevas tecnologías se implantan nuevas vías para la intimidación. El acoso cibernético se precisa como el uso de las tecnologías para acosar o producir daño a otra persona que logra contener acoso, hostigo, supresión, hacerse pasar por otro o propagación de mensajes o imágenes degradantes o amenazantes suele ser difícil de igualar ya que los signos no siempre son indiscutibles por los padres, maestros o amigos. Por lo tanto, es absoluto que, como colectividad, sepamos cómo equilibrar y prevenir el hostigo cibernético.

Recomendamos que observe los siguientes signos, ya que logran ser indicadores de hostigo cibernético:

Alejo de la tecnología: Es decir una disminución primordial en el manejo del teléfono o el monitor.

Conducta emocional: Aislarse fácilmente o ser escrupuloso, de mal humor o tembloroso, deseoso o enormemente estresado.

Conducta social: Permutación en las prácticas alimenticias o de sueño, opresiones nocturnas, ya no anhela participar en las acciones que una vez disfrutaron, suelen cambiar de amistades, hacerse daño, pretender o amenazar con sacrificarse.

Conducta académica: No aspira ir al colegio, se mete en dificultades en el colegio, derrocha interés en el colegio y baja sus calificaciones.

Si le inquieta que su hijo o hija logre estar intimidando a otros, inspeccione su conducta en el monitor. Si dejan de utilizar el monitor o apagan la pantalla cuando alguien se aproxima, se revelan nerviosos o temblorosos mientras están en el monitor o el teléfono y son prudentes acerca de lo que están creando en el monitor, entonces es viable que tenga que indagar más.

Quizás también te interese:  Unicef pide la excarcelación de todos los niños del mundo, más de 261.000

Existen numerosas funciones diferentes que se logran tomar en casa para advertir el acoso cibernético. Las 3 funciones primordiales que encomendamos son:

• Crear reglas firmes referente el uso online.
• Crear límites claros.
• Hablar sobre los resultados negativos por adelantado.

Internet logra ser un dominio positivo al suministrar una herramienta social para que los adolescentes se conecten e igualmente accedan a un gran conjunto de información.

 

Otras Noticias Relacionadas