El ábaco para niños ¿Cuál elegir?

Conseguir desarrollar la inteligencia y las capacidades de los más pequeños a través del juego es vital. De hecho, hay cada vez más corrientes dispuestas a poner en práctica métodos tradicionales que ayuden a despertar un tipo de lógica e inteligencia precoz que les sirvan de vehículo para su desarrollo cognitivo futuro.

Una de las fórmulas más alabadas de los últimos tiempos pasa por el desarrollo cerebral como apunta neuromotiva gracias a las matemáticas.

La formación de la lógica cerebral y la capacidad de los más pequeños para aprender a sumar, restar, multiplicar o dividir gracias al juego con el ábaco vuelve a unir fórmulas del pasado con estudios más recientes que avalan los beneficios de acercar desde edades tempranas a las matemáticas.

Ábaco Japonés

También conocido como soroban, el ábaco japonés ha ayudado desde siempre a las distintas generaciones a comprender mejor con su manejo ciertas operaciones aritméticas.

El hecho de que se conjuguen mente y tacto hace que el desarrollo hacia la matemática se aproxime de manera natural hacia las operaciones.

Con varillas que suman cuatro cuentas en su parte inferior y una en la superior, se consigue una agilidad de cálculo cuyos beneficios son tales que aún hoy, en Japón, sigue utilizándose en el entorno del aula para ayudar a los niños a entender el funcionamiento del cálculo.

El hecho de que las operaciones matemáticas más sencillas se comprendan de una manera táctil y visual ayuda al desarrollo futuro con esta disciplina de los niños, apoyando de forma lúdica en su iniciación a los números.

Ábaco ruso

También conocido como Schoty, el ábaco ruso, al contrario del japonés que solo cuenta con cinco cuentas en cada una de sus varillas, llega a la decena en cada una de ellas.

Desde siempre, el hecho de acercar las matemáticas a través del juego a las aulas benefició a los niños en su comprensión aritmética, desarrollando una parte cerebral que, tal como apunta neuromotiva, ayuda a que este tipo de coaching para niños tenga unos resultados finales que van un paso más allá de solamente las calificaciones sino que les sirven para el resto de su formación gracias al desarrollo neuronal que llevan parejo.

Y sobre este tema es amplia conocedora Mar Sánchez, que apuesta también por un coaching para niños que al finalmente les brinde las herramientas para poder en un futuro comprender y asimilar los conocimientos matemáticos de una manera más natural, apelando a un hábito centenario como es contar a través del ábaco.

Toda fórmula que permita desde la infancia a un niño a aproximarse al conocimiento de forma lúdica quedará de por vida dentro de su formación y aprendizaje.

De ahí que las nuevas corrientes que abogan por la apuesta tradicional, unido a los últimos estudios didácticos muestran como la capacidad cognitiva infantil se acentúa cuando el aprendizaje se planea como si de un juego se tratara han llegado para quedarse.

Y si hay una disciplina aritmética que ha dejado en la historia patente su efectividad, ese ha sido el ábaco.

Sobre Redaccion El Sonajero:
En El Sonajero publicamos contenido relacionado con el mundo de la familia y la gran aventura que supone ser padres. Si deseas contactar con nosotros puedes hacerlo a través de la sección de contacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *