Educación sobre la sexualidad para niños y adolescentes

La intención de este artículo es suministrar a los padres una modernización de la exploración sobre formación en salud sexual y reproductiva asentada en la certidumbre que se ha ejecutado desde un informe clínico único sobre el argumento que fue divulgado por la Entidad Estadounidense de Pediatría. La formación sobre la sexualidad suministrada por los pediatras hacia los padres logra perfeccionar la educación que los niños logran en el colegio o en el hogar, pero numerosos pediatras no la abordan, para evitar incomodar a los padres. En una investigación de visitas de subsistencia sobre la salud, indico que 1 de cada 3 pacientes adolescentes no absorbió información por parte de su pediatra sobre el tema de la sexualidad, y si lo intentó la conversación duró menos de 60 segundos.

Los niños y jóvenes con y sin circunstancias de salud crónicas e incapacidades se favorecerán cuando se les suministre una información precisa y acomodada al progreso sobre las extensiones biológicas, psicológicas, socioculturales y relacionales sobre la sexualidad. La indagación sobre la sexualidad se consigue enseñar e intervenir en los colegios, comunidades, hogares y consultorios médicos por medio de intervenciones fundadas en demostración. Se debe educar a los niños y adolescentes cómo desplegar una visión segura y real de la sexualidad por medio de una educación adecuada para su edad referente su salud sexual. La formación en sexualidad se logra dispersar por medio de los 3 mandos de aprendizaje, lo cognitivo, lo afectivo y lo conductual. Por ese motivo que a través de la comunicación se logra tomar las decisiones y otras destrezas en esta etapa crucial.

La instrucción en sexualidad es más que la civilización de niños y adolescentes referente a la anatomía y el temperamento del sexo y la reproducción. Comprende el progreso sexual saludable, la coincidencia de género, las relaciones interpersonales, el apego, el progreso sexual, la confianza y el perfil corporal para todos los jóvenes, incluyendo los adolescentes con incapacidades, afecciones crónicas y otras penurias especiales. Desplegar una sexualidad fuerte es un hito clave en el progreso para todos los niños y jóvenes, que obedece del provecho de información y la alineación de cualidades, dogmas y valores referente al consentimiento, la disposición sexual, la igualdad de género, los afectos y la intimidad.

 

Sobre Redaccion El Sonajero:
En El Sonajero publicamos contenido relacionado con el mundo de la familia y la gran aventura que supone ser padres. Si deseas contactar con nosotros puedes hacerlo a través de la sección de contacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *